Qué es Julinaria

Me encanta comer. Esa es la verdad. De chica, cuando mi papá llegaba del trabajo tarde, tan tarde que para mí ya había pasado un siglo desde la cena, volvía a cenar con él. Reviso las fotos de mis viajes y descubro, no sin horror, que una buena parte de ellas me retrata frente a pasticcerias, queserías, comiendo un helado, hincándole el diente a un frankfurter… Mi problema es que no sé cocinar. O sé cocinar muy poco, tan poco que cada vez que intento hacer caramelo se me quema. Sin embargo, leo libros de cocina, recetas por internet, y sobre todo como. Salgo a comer afuera con frecuencia, pido comida con frecuencia, pienso en comida con demasiada frecuencia. “Esta ingesta descontrolada de comida, blogs de comida, libros de cocina debe poder servir a algo más que la nutrición de mi ya harto nutrido cuerpo”, pensé hoy. Y se me ocurrió abrir este blog para hablar de comida. Voy a criticar restaurantes y deliveries. Espero volverme famosa y que me terminen invitando a comer gratis a más y más restaurantes, que me inviten a cócteles, que Dolli me abra las puertas de su casa, que Mónica me muestre su huerta y que Francis me escriba un poema. Todo eso. Ojalá les guste.

P1020354-1

La cuisinière